Redes

domingo, 24 de septiembre de 2017

Historia de una canción y sus mejores versiones: Gracias a la vida


Es la más hermosa, no hay dudas. "Gracias a la Vida" es una de las canciones más conocidas e interpretadas del mundo.
Considerada como la más importante de la música chilena, es un conmovedor himno humanista, que ha obtenido el reconocimiento tanto de la crítica como del público, en general. Es una obra profundamente humana y universal.



Con la colaboración de sus hijos Isabel y Ángel y del músico uruguayo Alberto Zapicán, Violeta había preparado el disco que se transformó en Las últimas composiciones (1966). De acuerdo a algunos especialistas, se trata de un álbum que presenta lo mejor de su obra,​ conteniendo canciones como "Run Run se fue pa'l Norte", "Maldigo del alto cielo", "Volver a los 17" y "El Albertío". Este grupo de canciones fue una suerte de epitafio adelantado, un disco de canciones tan intensas y contradictorias como su vida.​ Las evidencias indican que Violeta preparó cuidadosamente este disco para que se convirtiera en su última entrega. En efecto, nunca antes se habían mezclado de manera tan dramática sus emociones y sus creaciones, por lo que el trabajo resulta contradictorio y más intenso que cualquiera de sus anteriores trabajos.
Abriendo el álbum, "Gracias a la vida" ha asomado como una de las contradicciones más grandes de la compositora: Resulta paradójico que la autora de un himno de amor por la existencia se suicidara un año después de escribirla.​ Algunos críticos de su obra perciben en la letra, en el estilo de musicalización, en los tonos usados y en la monotonía de sus temas el reflejo de un estado de ánimo depresivo y una canción de despedida.
La canción cuenta con un acompañamiento de charango y percusión, aunque el principal protagonista es la voz de la propia Violeta que, en las siete estrofas de la canción, se dedica a agradecer la existencia por las diversas bendiciones que ha recibido: la vista, la audición, el lenguaje, la marcha, el corazón y, finalmente, la risa y el llanto, que forman, según reconoce, la materia prima de su propio canto.​ Las estrofas están compuestas por cinco versos dodecasílabos cada una (excepto la última), y rima asonante en cada verso. Cada estrofa comienza con el motivo que impulsa la canción "Gracias a la vida que me ha dado tanto". La última estrofa es la única que cuenta con seis versos y es abierta y cerrada por el verso principal de la canción.
Posteriormente, la misma Violeta se declararía satisfecha con esta composición: "Creo que las canciones más lindas, las más maduras (perdónenme que les diga canciones lindas habiéndolas hecho yo, pero qué quieren ustedes, soy huasa, y digo las cosas sencillamente como las siento), son Gracias a la Vida, Volver a los 17 y Run Run se fue pa'l Norte".​ Presentaría su canción en sus espectáculos de la carpa de La Reina hasta poco antes de su suicidio, acaecido el 5 de febrero de 1967.

Difusión

"Gracias a la vida" es una de las canciones chilenas más conocidas e interpretadas en el mundo, y permanentemente está incluida en antologías de canciones latinoamericanas.
La versión interpretada en 1971 por la cantante argentina Mercedes Sosa en el disco Homenaje a Violeta Parra difundió la canción a nivel internacional dentro del mundo hispano-hablante.
Por otro lado, la legendaria cantante folk Joan Báez popularizó la canción en los Estados Unidos en 1974 al incluir una versión de la canción en su álbum del mismo nombre con canciones en español.​ La cantante finlandesa Arja Saijonmaa grabó esta canción en finlandés (Miten voi kyllin kittää) y en sueco (Jag vill tacka livet) junto con Inti-Illimani, siendo esta última una de las interpretaciones más populares en ese idioma. (Fuente)

Gracias a la vida por Violeta Parra




Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me dio dos luceros que cuando los abro 
Perfecto distingo lo negro del blanco 
Y en el alto cielo su fondo estrellado 
Y en las multitudes el hombre que yo amo. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me ha dado el sonido y el abedecedario 
Con él las palabras que pienso y declaro 
Madre, amigo, hermano y luz alumbrando, 
La ruta del alma del que estoy amando. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me ha dado la marcha de mis pies cansados 
Con ellos anduve ciudades y charcos, 
Playas y desiertos, montañas y llanos 
Y la casa tuya, tu calle y tu patio. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me dio el corazón que agita su marco 
Cuando miro el fruto del cerebro humano, 
Cuando miro al bueno tan lejos del malo, 
Cuando miro al fondo de tus ojos claros. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto, 
Así yo distingo dicha de quebranto 
Los dos materiales que forman mi canto 
Y el canto de ustedes que es el mismo canto 
Y el canto de todos que es mi propio canto. 



Cien músicos y especialistas eligen la mejor canción chilena



El diario La Tercera propuso 25 temas de música popular a los encuestados y cada uno escogió su favorita. Ganó Gracias a la vida. Las canciones fueron nominadas por calidad, popularidad, relevancia y que hayan marcado una época y un estilo.
El diario contactó a 100 personalidades de la industria local, entre músicos, productores, compositores y periodistas, para que escogieran la mejor canción chilena en la historia de la música popular.
¿El método? Los periodistas de este diario nominaron una base de 25 temas, tomando en cuenta cuatro criterios esenciales: calidad, popularidad, trascendencia y la capacidad que tuvieron para marcar una época o un género determinado. De ese listado, los consultados debían elegir sólo una como la más grande de todos los tiempos. Eso sí, algunos también añadieron otras como parte de sus favoritas, pero sin un orden o puesto específico.



La ganadora



Con 44 votos, el primer lugar lo ganó ampliamente la obra mayor de Violeta Parra, y la que mejor ha representado no sólo su vida y su legado, sino que también el despegue y la trascendencia del prolífico movimiento conocido como La Nueva Canción Chilena. Una canción incluida en el álbum Las últimas composiciones (1966).
Por ejemplo, el ex cantante de La Ley, Beto Cuevas, la situó en el primer puesto de su listado: “Esta pieza grafica muy bien el sentimiento de despedida con que la propia autora miró su existencia”, dice el artista, en referencia a la muerte de la cantautora, sucedida un año después de la salida de Gracias a la vida.
Más allá del mensaje, otros consultados apuntaron a un aspecto más evidente: una composición en extremo simple, sostenida apenas en la voz y la guitarra de Parra, pero con un contenido que logró ser universal, con cerca de 35 versiones reconocidas y realizadas por las figuras más diversas, tanto chilenas como foráneas. Roberto Márquez, líder de Illapu, se alinea: “Tiene la belleza de lo simple, lo que muchas veces en la música es lo más complejo de conseguir. Además, contiene una poesía de vuelo mayor”.
Para el cantautor Gepe, la trascendencia de Gracias… es incuestionable, debido a que su lírica emotiva y su melodía melancólica ilustran gran parte del sentir de la música chilena posterior y, por consecuencia, de un porcentaje mayoritario de las creaciones de este listado. “Es la más bacán, porque es la creación que engloba a todas las demás. Es la canción madre”.
Claudio Valenzuela, voz de Lucybell, se lanza con una teoría similar: “La elijo porque representa esa nostalgia en medio del dolor, mezclado un poco con la alegría, que de alguna forma caracteriza nuestra idiosincrasia. No somos un pueblo con grandes raíces tropicales y coloridas, sino más bien estamos marcados por una lejanía histórica del resto, cierto aislamiento que nos hace únicos en Latinoamérica, perfil que este tema lleva tatuado a fuego”. (Fuente)


Cecilia

Varias voces


Mercedes Sosa

Las tres grandes

Nana Mouskouri

Tania Libertad

Miri Mesika

Varios interpretes


Ana Gabriel

Rafael

Alberto Cortez

Pedro Vargas

Daniela Andrade

Luis Jara

Fito Paez

Patrick Jullian

Herbert Pagani

Luz Casal

Cantada en árabe


Elis Regina

Ima

Leci Brandão

Chavela Vargas

Joan Baez



Rosario Flores

Richard Clayderman

Pasión Vega 


Varios


Andrea Parodi y Elena Ledda


Jesse & Joy

Versiones (Wikipedia)
A continuación se listan aquellas versiones de «Gracias a la vida» editadas en disco, tanto de artistas chilenos como de extranjeros:

No hay comentarios:

Publicar un comentario