Redes

martes, 7 de marzo de 2017

Origen militar de algunas expresiones populares


Muchas expresiones comunes en el lenguaje actual tienen su origen en situaciones de naturaleza militar. En especial, una amplia cantidad de frases populares proceden del periodo de los Tercios de España, donde la sociedad castellana se militarizó para responder a los desafíos del primer gran imperio global.

FUENTE: Diario ABC

–Ir de punta en blanco

Decir que una persona va de punta en blanco hace referencia a ir con las mejores galas. El origen de esta expresión se remonta en este caso a la época medieval y tiene una clara alusión al hecho de que los antiguos caballeros, cuando se disponían a ir a la batalla se equipaban con las mejores piezas de su armamento. Las "armas de punta en blanco" eran aquellas afiladas, cortantes y puntiagudas, que estaban compuestas de acero pulido (o bruñido) de tal modo que brillaban al sol, al contrario de las que usaban durante las prácticas y cuyas armas carecían de punta para no dañar al contrincante.

–Me importa un pito

El pífano o el "pito" era el chico que tocaba tal instrumento en el ejército. Su paga era muy baja. Por tanto cuando utilizamos la expresión "me importa un pito" damos a entender que le damos muy poco valor al asunto.

–Meterse en camisa de once varas

Intentar hacer algo demasiado complicado para nosotros. La camisa o cortina es la denominación medieval de un lienzo de muralla, espacio entre dos torres. Y las varas eran una unidad de medida por lo que once varas son unos diez metros, lo que implicaba una muralla demasiado alta para ser tomada.

–Se armó la de San Quintín

Alude a la batalla que tuvo lugar el día de San Lorenzo —10 de agosto— de 1557, ganada por las armas españolas de Felipe II sobre los franceses, y en la que los Tercios estuvieron dirigidos por Manuel Filiberto, duque de Saboya.

–Chusma

La chusma eran los prisioneros condenados a "apalear sardinas" (a remar) en galeras y por tanto encargados de las tareas más ingratas.

–Camarada

Su origen viene de cuando los tercios tenían que prolongar su estancia en algún lugar. Entonces se reunían en grupos de ocho o diez soldados para hacer camarada o camareta. Así lo explica un documento de la época: "Hacen la camarada, esto es, se unen ocho o diez para vivir juntos dándose entre ellos la fe (juramento) de sustentarse en la necesidad y en la enfermedad como hermanos".

–El despojo

Nombre recibido a la práctica de adueñarse de las pertenencias –armas, dinero, joyas, ropa, calzado- de los enemigos.

–Bicoca

Algo sumamente fácil o de escaso valor. En relación a la batalla librada el 27 de abril de 1522 en la localidad de La Bicocca, población cercana a Monza, en el antiguo condado de Milán, donde el ejército francohelvético fue diezmado sin que hubiera casi ninguna baja entre los españoles.

–No hay moros en la costa

Tras la Reconquista, las costas de España estuvieron dos siglos sometidas a la piratería berberisca, hasta tal extremo que se decía que un pueblo se acostaba normal y se despertaba desierto, con los hombres muertos, y las mujeres y los niños esclavizados de camino a los puertos piratas del norte de África. Para evitar tales ataques, se trasladaron los pueblos al interior y se colocaron vigías en las costas. Cuando no había moros en la costa significaba que no había peligro.

–Disparar a mansalva

Se trata de una abreviación de la expresión militar "disparar a mano salva", que significaba disparar con seguridad y sin ningún peligro para el que dispara, aunque hoy se utiliza principalmente con el significado "en abundancia".

–Alarma

Según define la RAE, alarma es "el aviso o señal que se da en un ejército o plaza para que se prepare inmediatamente a la defensa o al combate". según distintas teorías, esta palabra surgió durante los combates que los españoles y los italianos realizaron de manera conjunta en el país transalpino durante el siglo XVI. Cuando eran atacados, los italianos gritaban "all’arme", que no es otra cosa que «a las armas»

–OK

"Existe una dudosa versión que nos cuenta que en la Guerra de Secesión norteamericana, al regresar las tropas a sus cuarteles sin tener ninguna baja, ponían en una gran pizarra “0 Killed” (“0 muertos”)", explica el escritor Juan José Jurado en su obra "365 curiosidades asombrosas de los deportes". OK sería, por tanto, el equivalente a todo está bien: 0 muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario