Redes

viernes, 2 de septiembre de 2016

Breve historia de los hidrocarburos en Neuquén

Pozo N° 1

1910
La historia de la industria petrolera neuquina nació con la perforación del Pozo N° 1, en Plaza Huincul. El 29 de octubre de 1918 el equipo Patria, de la Dirección General de Minas, Geología e Hidrología de la Nación, descubrió crudo.
Significó el primer yacimiento de la Cuenca Neuquina y se llamó Campamento Uno. En 1921 ya tenía 600 pobladores. Al año siguiente se crea Yacimientos Petrolíferos Fiscales que construye galpones, talleres y una pequeña destilería para satisfacer las necesidades locales y de la zona del Alto Valle del Río Negro. Surge así un pueblo petrolero, al que la flamante empresa estatal dotó de un moderno hospital y de las instalaciones de la red de gas y teléfonos.
La exploración continuó en el entorno a Plaza Huincul, en donde se descubrieron los yacimientos Campamento Dos, en 1925, y Campamento Tres, en 1927.

1940
En 1941 YPF descubre el yacimiento Challacó, ubicado a 25 kilómetros de Plaza Huincul, que da fin a una década del ’30 caracterizada por una declinación pronunciada de la actividad.
Luego aparecen Loma Negra (1941), Cerro Bandera (1952), El Sauce (1956) Y Sierra Barrosa (1957), todos ellos ubicados a menos de 100 kilómetros del octógono fiscal.

1960
En esta década se destacan los hallazgos de los yacimientos Centenario (1961), Las Chivas y El Salitral (1965), todos ubicados en el eje Plaza Huincul-Neuquén.
Hacia fines de la década del ‘60 se produce el hallazgo de petróleo en el norte neuquino, en las proximidades de lo que hoy es Rincón de los Sauces, al descubrirse Puesto Hernández en 1967. Fue durante años el yacimiento de crudo más grande del país.
También se aparecen Lindero Atravesado (1961) y Río Neuquén (1971).

1970
Un hito que cambió la matriz energética argentina es el descubrimiento del gigante gasífero de Loma La Lata, en 1977. A partir de ahí comienzan a desarrollarse una gran red de gasoductos troncales. El potencial de gas de esa zona es luego acompañado del hallazgo de otros campos ubicados en las cercanías, como Aguada Pichana (1980), Aguada San Roque (1986), Loma de las Yeguas (1986) y Sierra Chata (1993).

1980
Es una década de crecimiento para el crudo neuquino gracias a los nuevos niveles productivos en el campo de Puesto Hernández, a los que se suman otros en el de Chihuido de la Sierra Negra-Lomitas (1988), que permitirán que se constituya en el yacimiento de mayor producción del país.

1990
En los últimos años de la YPF estatal, se descubre El Portón en 1990 y El Trapial en 1991. Luego, en plena privatización se hallan los últimos yacimientos importantes: Confluencia (1993) y Chihuido de la Salina (1995). Durante esta década Neuquén se transforma en la principal productora de crudo del país, y se construye el oleoducto trasandino, entre Puesto Hernández y el puerto de Concepción, en Chile.
En 1992 YPF se privatiza y la mayoría de los trabajadores son despedidos. En 1996 en Cutral Co y Plaza Huincul la crisis estalla en la pueblada.

2000
El gobernador Jorge Sobisch y el gobierno de Fernando De La Rúa prorrogan la concesión de Loma La Lata a Repsol por diez años, 17 años antes de que venza el contrato. Tras varios meses de negociaciones, que incluyeron la amenaza de Repsol de llevar las inversiones destinadas a Loma de la Lata a otro país, se acordó el pago de 300 millones de dólares a Nación. En esa época, YPF era la “aliada estratégica” de la Provincia, según Sobisch. Durante esta década la producción del yacimiento cae a la mitad.

2008
El gobierno de Jorge Sapag acuerda con YPF la prórroga por 10 años de las concesiones, convenio que sirve de base para la Ley 2615 de renegociaciones petroleras. La empresa se compromete a realizar un pago inicial de 175 millones de dólares más 20 millones en concepto de responsabilidad social empresaria. Además se eleva en tres puntos el porcentaje de las regalías que recibe la Provincia.

2010
En diciembre YPF anunció un hallazgo de tight gas que triplicaba sus reservas y estiraba de 6 a 16 años su horizonte de reservas.

2011
La empresa controlada por Repsol anunció el descubrimiento de 927 millones de barriles equivalentes de petróleo de hidrocarburos no convencionales en el área de Loma La Lata, e informó además que delineó una nueva área de 502 kilómetros cuadrados (Km2) con potencialidad de recursos adicionales. Si bien se anunció como hallazgo, el potencial petrolero de la formación Vaca Muerta se conocía desde la época de la YPF estatal aunque no era posible su explotación por impedimentos tecnológicos. Esa formación es uno de los tres reservorios de hidrocarburos no convencionales más grandes del mundo y una de las causas de la estatización del 51% de las acciones de Repsol en YPF anunciada esta semana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario