Redes

viernes, 15 de julio de 2016

Carlomago y el oso


Según cuenta una leyenda, basada en el relato del monje de Saint-Gail, el emperador Carlomagno (742-814) emprendió en cierta ocasión la caza de un gran oso que tenía aterrorizados a los lugareños de una comarca de los Vosgos. Decidido a matarle con sus propias manos, el rey se encaró con el enorme animal, entablando rápidamente una simpar lucha, disputada en la cima de una roca, que acabó con la muerte del oso. Al parecer, según esta narración, fue aquella la primera ocasión en que este rey de los francos fue aclamado como Carlos El Grande, es decir, Carlomagno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario