Redes

martes, 23 de febrero de 2016

El que pierde, muere


Miembros de las antiguas tribus afganas jugaban a un deporte similar al actual polo, pero utilizando como pelota las cabezas de sus enemigos. Pero no se quedaban atrás los aztecas que practicaban, hace unos seiscientos años, un deporte de pelota en el que se enfrentaban dos equipos uniformados. En las ocasiones solemnes, el capitán del equipo perdedor era inmediatamente decapitado en un campo de juego cuyas gradas estaban adornadas con los cráneos de antiguos capitanes que no habían sabido llevar a la victoria a sus equipos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario