Redes

domingo, 12 de octubre de 2014

Libros para el futuro


No sabemos cómo serán los dispositivos de lectura digital que, dentro de cien años, dormirán sobre las mesas de luz. No sabemos ni siquiera si habrá mesas de luz ni si los anteojos para leer tendrán también alguna opción para ver las tapas de los libros en 3D. Falta un siglo y está bien, entonces, no saber. Sin embargo, se sabe algo de ese 2114 hoy tan lejano que ya puede anotarse una novedad editorial en su haber: ese año se publicará un libro inédito de la escritora canadiense Margaret Atwood. Uno de Atwood y otros noventa y nueve títulos que se irán escribiendo con el correr del siglo XXI y durante los primeros años del XXII.



 
Margaret Atwood. La autora canadiense es una participante del proyecto "Biblioteca del futuro".

Sorprende y hasta conmueve la iniciativa a largo plazo, pero a veces ocurre: se trata del proyecto “Biblioteca del Futuro” de la artista escocesa Katie Peterson, que consiste en que cien autores, uno por año, escriban un texto que se publicará en 2114. Para eso, Peterson convocó en primer lugar a la autora de Chicas bailarinas, aunque no reveló el nombre de ninguno de los próximos escritores que cada año sumarán su manuscrito a una biblioteca del centro de Oslo –la capital noruega– que se inaugurará en 2018: allí podrán verse los títulos de las obras y sus autores, pero no, claro, los textos.
Fue justamente el gobierno municipal de Oslo el que financió la plantación de mil pinos en las afueras de la ciudad: de esos árboles va a salir el papel en el que se imprimirán los cien libros, todos juntos, en 2114, aunque sin duda estarán disponibles en otros soportes. De algunos de esos árboles saldrá también la madera con la que va a decorarse la sala de la biblioteca destinada a atesorar los manuscritos. 
El proyecto es toda una apuesta al futuro, no sólo de Peterson y de Atwood, que, como nosotros, no llegarán a ver la biblioteca impresa, sino también de las editoriales a las que la artista se acercó para obtener apoyo financiero para su iniciativa. “Es una idea optimista respecto del hambre de arte y de lectura que podrá haber dentro de un siglo”, sostuvo Peterson. 
“Estoy muy honrada y feliz por ser parte de este esfuerzo. Es un proyecto que cree que la Humanidad, al menos, va a estar por acá cien años más”, ¿bromeó? la escritora canadiense, que en 2008 ganó el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, y enseguida reflexionó: “Nos va a permitir comunicarnos a través del tiempo, que es finalmente la esencia de cualquier libro, aunque en este caso implique más años”. Alcanza con ir hasta la propia biblioteca para ver que hay allí libros de otras latitudes y de otros siglos, y que entonces Atwood tiene razón. Mientras tanto, hay libros creciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario